El Mundial de fútbol y la bandera

Debo comenzar diciendo que no me gusta el fútbol (aunque tampoco me disgusta) y, hasta la fecha no he visto ningún partido del Campeonato que se está desarrollando en la República Sudafricana.

Tras conseguir la Copa de Europa hace dos años, parece que la afición al fútbol en nuestro país ha aumentado, cosa que parecía increíble. Quiero aquí reflexionar sobre un asunto relacionado (no deportivo, nunca me atrevería); se refiere a la profusión o eclosión de banderas españolas que se ven por todos lados.

Durante la Transición y un poco antes, en tiempos de la Junta Democrática de España y la Plataforma de Convergencia Democrática (los más ancianos sabrán a qué me refiero) la toma de posiciones entre Monarquía-República fue muy intensa, de modo que, a grandes rasgos, la derecha se alineó con la Monarquía y la izquierda con la República. Repito, a grandes rasgos.  La necesidad llevó al eclecticismo y, finalmente, el tema se dejó en su momento de lado.

Naturalmente esa toma de posición afectó también a los símbolos asociados, por lo que era frecuente ver numerosas banderas rojigualdas junto a las rojinegras de los falangistas, así como la republicana tricolor junto a la rojinegra anarquista y a banderas autonómicas que entonces asomaban tímidamente o incluso comenzaban a conocerse. En pocas palabras, hubo una especie de apropiación de los símbolos nacionales por sólo una parte de la sociedad, hasta el punto de que el simple hecho de llevar una pequeña banderita rojigualda en la correa del reloj se asociaba (habitualmente de forma correcta) a las ideas de derechas del portador. Véase también el elevado número de banderas rojigualdas que habitualmente se exhiben en las manifestaciones apolíticas de la Conferencia Episcopal Española.

Hace ahora tres años observé que una profesora mexicana que estaba entonces trabajando con nosotros llevaba en el asa de su maleta una cinta con los colores de México; le pregunté por qué y me dije que le ayudaba a identificar la maleta en las cintas de distribución de equipaje en los aeropuertos. Y me comentó lo poco proclives que los españoles parecíamos a exponer o llevar la bandera.

No ocurre así ahora, al menos los días en que juega la selección española de fútbol, pues parecemos inundados en una marea roja y amarilla que nos cerca por todos lados.

La pregunta es: ¿toda la gente que estos días se pasea por las calles, que asiste a las plazas dotadas de macropantallas donde se proyectan los partidos de fútbol, que pone banderas rojigualdas en sus balcones, todas esas personas que, en fin, llevan la bandera o la utilizan a modo de capa, son de derechas? ¿O ha calado un sentido de identidad más allá del maniqueísmo derecha-izquierda? No tengo respuesta a esta pregunta. Pero me agradaría pensar que, independientemente de sus ideas políticas, independientemente de a qué partido uno vota, la asunción de esa bandera, de ese símbolo (nos guste o no, es el constitucional y debemos acatarlo) representa una identidad de las personas que nos llamamos españoles, aunque también nos identifiquemos muchas veces en mayor o menor grado con otras tribus más reducidas. En otras palabras, que la bandera constitucional no represente a banderías.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Mundial de fútbol y la bandera

  1. AMG dijo:

    Completamente de acuerdo con tu interpretación. Ójala no se quede en una moda pasajera empujada por el fútbol, y germine en nuestra sociedad una naturalidad en el uso del símbolo de la bandera, alejado de componentes políticos sin sentido.

    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s