The Museum of the Meadow

Literalmente, significa “el Museo del Prado”, pero creo que nadie, ningún anglosajón, se atrevería a llamarlo así (Museum of the Meadow), sino que, a lo sumo, haría un refrito estilo “Museum del Prado”. No se atrevería a traducir a su idioma particular algo archiconocido en su idioma original.

Porque está claro, supongo, que hay que respetar los nombres que les hemos dado a las cosas y, a fuerza de costumbre, llamarlos de otra manera, aunque sea castellanizarlos, nos confunde (como la noche al otro). ¿Usted ha visitado el Museo de la Ermita? Quizá, pero seguro que lo conoce como el Hermitage, en San Petersburgo (perdón, Ciudad de San Pedro). Al igual que si uno dice que ha visitado el Museo de Arte Moderno, pues no sabemos a cuál de los varios que debe haber se refiere, pero si uno dice que ha visitado el MOMA, pues está claro, supongo, que es el de Nueva York.

No siempre ocurre así, pues probablemente decimos el “Museo Británico” para referirnos al British Museum y esta castellanización es mucho más frecuente, cosa lógica, cuanto más ajeno nos es un idioma (alemán, chino, japonés, etc., por ejemplo). No sé exactamente, pero parece que castellanizamos cuando nos referimos a un nombre común y dejamos el original para un nombre propio.

¿A qué viene todo esto? Pues a que castellanizar nombres extranjeros o poner en otros idiomas nombres castellanos no tiene por qué ser una buena práctica. Y me refiero específicamente a las direcciones postales. Porque ¿cuál es el sentido de una dirección postal? Que nos lleguen las cartas que nos mandan (se sigue haciendo, no lo duden, a pesar de las denominadas redes sociales y los correos electrónicos) y si esa dirección no está correctamente escrita, pues lo más probable es que no nos llegue la carta. ¿Tienen los carteros españoles la obligación de conocer y entender el idioma inglés? No lo sé, sinceramente, pero me imagino que no. Entonces, ¿por qué hay gente en España que se empeña en poner su dirección en inglés? Lo hace gente en la universidad: “Department of Chemistry, Faculty of Sciences, University of XYZ, España-Spain”. ¿Les llegará la correspondencia remitida desde el extranjero? Probablemente sí, pero no creo que sea la forma adecuada de poner la dirección pues, repito, dudo que el cartero tenga la obligación de entender el idioma inglés (Con poner “Spain” para que en origen sepan a qué país mandar la carta debe ser suficiente).

Y aunque así sea, aunque la carta llegue a su destinatario, esta práctica tiene un peligro. Hoy en día las direcciones postales junto a los nombres de los autores de los artículos científicos se utilizan para realizar estudios bibliométricos, analizar la productividad (en términos de número de artículos científicos publicados o citas sobre los mismos) de los departamentos universitarios, eso que ahora tanto preocupa (que ninguna universidad española se encuentre entre las primeras 150 del mundo; otro día les daré datos al respecto). Entonces, la identificación completa de los artículos científicos publicados por el Departamento de Química de la Facultad de Ciencias de la Universidad XYZ arriba citado requiere complicar la búsqueda, haciéndola tanto para la dirección en inglés como para la dirección en castellano. Y no sé si los bibliometristas están por la labor. Aparte de que unos ponen “XYZ University”, otros “University of XYZ” y otros incluso traducen el nombre de su universidad, con lo que haría falta hasta una quíntuple entrada: Universidad de Sevilla, University of Sevilla, University of Seville, Seville University y Sevilla University (de todas estas formas lo he visto escrito). No les miento si les digo que incluso he leído “Autonomous University of Madrid”.

En fin, cosas que a uno se le ocurren cuando no tiene otra cosa en que pensar (o no quiere pensar en otras cosas). Lo siento, colegas, pero lo más sencillo, lo más fácil, es poner la dirección tal y como es: en castellano y añadiendo en inglés el nombre del país.

Si no es así, ¿identifica usted la Rocking Tower o el Castillo de Henares? ¿Quizá la plaza de las Inns? ¿Y la Puerta del Castillo?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s