Citius, altius, fortius*

La progresión en una profesión persigue alcanzar un estatus en la misma que lleva asociado un mayor reconocimiento profesional y un mejor sueldo. No es fácil y habitualmente hay que trabajar duro para conseguirlo, especialmente en un sistema competitivo en el que muchos optan y más arriba sólo hay sitio para unos pocos elegidos (a menos que se ensanche el podio).

Uno puede planteárselo de muchas maneras; por ejemplo, trabajando con dedicación, fuerte y mucho y lo más normal es que en esas circunstancias y con un poco de suerte (que hay que buscarla), se consiga esa ansiada promoción. Otros prefieren una opción menos cansada, menos dolorosa, más reposada, acogiéndose a esperar que a uno le toque cuando le deba tocar (no te molestes en correr, pues detrás del uno viene el dos, como decía un amigo ya jubilado) y no sulfurándose ni esforzándose en demasía porque entiende que al igual que a todo cerdo le llega su San Martín, a todos les llegará, más pronto o más tarde, la ansiada promoción.

Pero puede que sí y puede que no, depende de muchas circunstancias, aun admitiendo que el propio interesado no desencamine sus pasos y siga trabajando pasito a pasito (o calentando la silla, en algunas ocasiones) esperándolas a verlas venir.

Y entonces surgen los problemas, originados por el viejo pecado nacional, la envidia, pues ¿cómo vamos a admitir que ése, que aquí viene, tan joven guerrero, vaya a saltarse la vez y lo consiga antes que yo? Habrá que ver el tiempo que el joven guerrero ha dedicado al trabajo, habrá que ver la conciliación a la que el joven guerrero no se ha acogido, sacrificando quizá su entorno familiar para alcanzar antes esa progresión y quizá (sólo quizá) tomárselo con más calma a partir de entonces. El otro, el pausado, sin duda lo alcanzará, pero habrá ocasiones en que hoy lo alcance y mañana se jubile. Lo más normal, además, es que si pausadamente lo ha conseguido ¿para qué se va a esforzar después de conseguirlo? Lo único que le resta es comprarse el palio y buscar a cuatro becarios para que lo lleven (el palio). O ni eso. Y lo que más le seguirá molestando es que el joven guerrero, a pesar de haber alcanzado lo más alto del podio, siga trabajando y esforzándose por mantener esa posición.

Además, las circunstancias vienen a veces a ayudar al pausado, perjudicando al joven guerrero, precisamente, por su prontitud, dedicación y valentía. Al final resulta que por mucho que uno queme etapas, quienes legislan se rigen por esas etapas y les da igual que uno las haya superado trabajando 24 horas diarias; hay que ir pasito a pasito y si has ido demasiado rápido pues da lo mismo, habrá que reconducirte.

Y no se crean que esto es pura imaginación; legislación existe que tras premiar el esfuerzo, castiga el esfuerzo excesivo y recoloca a los que fueron rápido en un puesto más atrasado en la fila.

Vivir para ver.

*”más rápido, más alto, más fuerte”. Lema olímpico debido al Barón de Coubertin.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Universidad, La Universidad-General y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Citius, altius, fortius*

  1. rick2sam dijo:

    Tú lo has dicho: en términos generales. Por supuesto que hay jóvenes guerreros como los que tú dices y hay pausados como los que tú dices. Mal que no mejora empeora, también y sólo con estar en el sitio, sin dar guerra, cumpliendo /o creyendo cumplir así) con sus obligaciones nos tendría probablemente todavía en las cavernas. El joven guerrero que sube (trabajando o trepando) y al llegar arriba se dedica al dolce far niente es tan repudiable como el pausado que no se esfuerza, ni bien ni mal, y al llegar arriba se dedica a lo mismo, dolce far niente. Ni todos los que llegan pronto son unos trepas, ni todos los que llegan pausadamente son honestos. Pero como ya he escrito aquí en varias ocasiones, pretendo mostrar una situación general, sin bajar a los detalles, esos que cada uno se los mire. Y respecto a la comparación entre comunidades autónomas sólo una respuesta: victimista. (por cierto, tú eres funcionario de este “desastroso sistema público en el que nadie controla nada”, ¿no?)

    • Charro dijo:

      La cuestión es si lo que designamos como situación general se parece más al “joven guerrero” o al “trepa”. Tengo serias dudas de cual de los dos es más abundante en los tiempos que corremos.
      Y claro que soy “funcionario de este desastroso sistema público en el que nadie controla nada”, denominación con la que coincido totalmente. Precísamente por eso es por lo que creo que el terreno está abonado para los trepas. Quizás el mejor ejemplo lo podamos encontrar entre los políticos de cualquier partido.

  2. Charro dijo:

    Me parece bien el tratado en términos generales. Pero creo que no tiene en cuenta circustancias bastante frecuentes, por desgracia, tanto para el “joven guerrero” como el “pausado”. Creo que todos conocemos muchos casos en los que el aparente “joven guerrero” no es más que el típico “trepa”, que aprovecha ciscustancias, amistades y trabajos ajenos para ascender. Y también conocemos “pausados” que se dedican exclusivamente a lo suyo, que no dan guerra, no se metan en políticas ni en órganos de dirección, que no protestan por nada, por lo que son ninguneados aunque cumplan perfectamente con todas y cada una de sus obligaciones. Si se tratara de una empresa privada, en lugar del desastroso sistema público en el que nadie controla nada, estos últimos serían los preferidos.
    Creo que todos conocemos personas que claramente podríamos incluir en cada uno de los dos grupos, pero estaría muy feo señalar. Quizás si que se pueda poner como ilustración un ejemplo de comunidades autónomas ¿no podría considerarse Cataluña un ejemplo de joven guerrero y Castilla-León de pausada?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s