¿Hablamos del ranking de universidades de Shanghái o nos deprimimos directamente?

Según informaba ayer un periódico de tirada nacional, se ha hecho público el ranking de este año (pueden ver aquí y aquí dos comentarios anteriores en este blog sobre este asunto) y, para no variar, la situación de las universidades españolas es deprimente: ninguna entre las 200 primeras, tres (Barcelona y Autónoma y Complutense de Madrid) entre los puestos 201 y 300, cuatro (Autónoma de Barcelona, Valencia-Estudi General, Politécnica de Valencia y del País Vasco) entre los puestos 301 y 400 y cuatro (Granada, Pompeu Fabra, Vigo y Zaragoza) entre la 401 y la 500. De las de Castilla y León, ni están ni parece que se les espere.

Al hilo de esta noticia he consultado los diferentes rankings en la página de Wikipedia correspondiente y he encontrado cinco clasificaciones basadas en criterios objetivos (según la propia página), a saber:

QS World ranking

The Times

Universidad Jiao Tong de Shanghái

Clasificación Webométrica del CSIC

Universia

Para cada una de ellas se indican las diez primeras clasificadas a escala mundial y se especifica hasta las diez españolas mejor clasificadas. Ni rastro de las de Castilla y León.

Únicamente en el ranking del Instituto de Análisis Industrial y Financiero (IAIF), de la Universidad Complutense de Madrid, que clasificó en el año 2009 a las 69 universidades presenciales españolas, aparece la de Salamanca en el puesto 6, con  59.53 puntos (100 para la de Navarra), pero con un clarísimo desajuste entre la valoración  de la docencia (78.82, la mejor entre las diez primeras, tras Navarra) y la investigación (40.98, la peor entre las diez primeras). Es, de hecho, la universidad más desequilibrada (sin malas interpretaciones, por favor) en este sentido.

El documento elaborado por el IAIF para el Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid recoge diferentes tablas de clasificación elaboradas por distintas instituciones. Entre las universidades españolas, la de Salamanca ocupa el puesto 14 en la clasificación de El Mundo, la 16 para la Fundación COTEC, la 8 para Gaceta Universitaria, la 15 en el ranking iberoamericano y la 23 en una clasificación elaborada por la Universidad de Granada.

En una clasificación mundial, no aparece, como ya se ha indicado, en la clasificación de Shanghái, está entre la 401 y la 500 para The Times y en el puesto 490 para el CINDOC-CSIC.

En resumen, ya que encontramos UNA clasificación en la que sí aparecemos, tenemos dos opciones: no hacerle caso y seguir insistiendo en que los criterios de clasificación no son válidos (no ya los de Shanghái, sino los de todos los restantes rankings en que no aparece la universidad de Salamanca también), o bien hacerle caso y tratar de re-equilibrar la balanza en sentido opuesto, es decir, reforzar la investigación.

Repito, para que se entienda: en la única clasificación en que aparece la universidad de Salamanca (en las otras ni siquiera aparece) se manifiesta una clara descompensación entre la valoración conseguida en docencia y en investigación, en detrimento de esta última. Señor Rector, señor subrrector (ya me entienden) y señores vicerrectores: aplíquense el cuento.

Bueno, todo eso suponiendo que crean que estar en esos rankings es útil. Igual no sirve para nada, en el mismo plan de la fábula de la zorra y las uvas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Universidad, La Universidad-General y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s