¿Un nuevo verbo?

¡Vaya susto que me he llevado! Iba tranquilamente paseando, cuando he visto este cartel en la verja de entrada a una zona de piscinas.

Por un momento pensé que algún comentarista deportivo se había inventado un nuevo verbo, ivar. Lo busqué en el DRAE y no existe aún. Luego, en Wikipedia, descubrí que fue un nombre muy común en Escandinavia en la época vikinga, pero no me cuadraba la cosa (donde está el cartel todos son castellanos viejos).

A fin de cuentas, tampoco resulta muy extraño, ¿no? Pues ivar podría significar “aplicar el impuesto sobre el valor añadido” o algo parecido, no sé, “aplicar un impuesto que siempre se promete no tocar pero que no para de subir”, no sé yo; tendré que preguntar a mis vecinos filólogos.

Al final encontré la respuesta. Y es sorprendentemente simple: pues es que se han perdido las letras “P” y “R” de la palabra original, PRIVADA, por lo que el cartel prohíbe, simplemente, el acceso a una zona privada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s