DIN A4

Ahora que tanto se habla de protocolos, estándares, referencias, marcas, normas y sellos de calidad, permítanme que les cuente sobre algo que, me consta, mucha gente utiliza, sin saber su origen ni lo que podríamos denominar razón de ser. Me refiero al DIN A4.

Si ustedes usan un ordenador personal (y es muy probable si están leyendo esto), les invito a abrir una aplicación de escritura y seleccionar “Ajuste de página” y verán: carta, oficio, ejecutivo, A4, A5, B5, sobre nº 10, sobre nº 9, sobre DL, sobre C5, sobre B5, sobre monarca, universal 8 1/2×14 in. Es lo que acabo de comprobar con la aplicación Word que estoy utilizando para escribir este documento.

¿Se dan cuenta? ¡Esto es un caos! Hace años eran tres los tamaños más manejados: folio, DIN A4 y holandesa, ¿se acuerdan?, bueno, junto con la cuartilla y algún otro. De ahí que parezca una buena idea el reducir el número de tamaños de hojas y, sobre todo, un criterio racional para la selección de los mismos.

En primer lugar, es DIN A4 y no DINA no DINA 4, como algunos dicen. DIN son las siglas del Deutsches Institut für Norming, que me imagino que viene a significar Instituto Alemán para la Normalización (casi todo el alemán que aprendí cuando tenía 4 años lo he olvidado). En nuestro país también existe un conjunto de normas tecnológicas, conocidas por las siglas UNE, Una Norma Española.

Pues bien; la norma DIN 476 es la que establece el tamaño del papel y supuso la base de la norma ISO 216. Yo, en su día, estudié (para algo seguí un Bachillerato Laboral Elemental y uno Técnico Superior) la primera y lo que yo estudié y recuerdo es lo que les voy a contar.

Partimos de un trozo de papel que tenga un metro cuadrado y que la razón entre las longitudes de sus lados sea igual al valor de la raíz cuadrada de 2. Hasta un catedrático de universidad sería capaz de resolver este sistema no lineal de dos ecuaciones con dos incógnitas (llamémoslas a y b), obteniendo el resultado a = 84.1 cm, b = 118.9 cm. Éstas son las dimensiones que corresponden al tamaño DIN A0. Y a partir de aquí todo es racional y sistemático, como una Tabla Periódica de los Elementos: la hoja de tamaño DIN A1 tiene un área superficial de medio metro cuadrado, su dimensión mayor es igual a la dimensión menor del tamaño inmediatamente superior y su dimensión menor es la mitad de la mayor del tamaño inmediatamente superior, por lo que las dimensiones de la hoja DIN A1 son 59.4 x  84.1 (expresado en cm). Para el tamaño A2 seguimos la pauta, con lo que resulta un tamaño de 42.0 x 59.4 y así sucesivamente: DIN A3 (29.7 x 42.0),  DIN A4 (21.0 x 29.7, que es el tamaño más próximo al del antiguo folio, 21.5 x 31.5, pero más largo y menos ancho que la holandesa, 22.0 x 28.0), DIN A5 (14.8 x 21.0, similar al tamaño de la cuartilla, 26.75 x 21.75), etc. Por cierto, que los tamaños “antiguos” también guardaban una relación entre ellos: del pliego al folio, de éste a la cuartilla y de ésta a la octavilla se iba siempre disminuyendo el tamaño a la mitad del anterior, pero no se había partido de un tamaño de referencia “redondo”, como es el metro cuadrado para el A0.

La norma DIN 476 es del año 1922. NOVENTA AÑOS. Y no la han cambiado, a pesar de las muy distintas situaciones de todo tipo por las que Alemania ha pasado. Y sigue siendo útil. Sólo me gustaría que los sucesivos vicerrectores y sus asesores aprendiesen de los alemanes (al menos en esto) y no nos modificasen cada dos por tres las fichas de las asignaturas a cumplimentar cada año, a veces varias veces en un mismo curso académico.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia recreativa, De todo un poco, La Universidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a DIN A4

  1. Todos estos formatos son formatos definitivos del papel. Es decir, son las dimensiones del papel entregado al usuario/lector. Hay otras normativas que definen tamaños de papel más grandes para ocasiones en que el papel va a cortarse para darle su formato definitivo más adelante (por ejemplo, tras la encuadernación). El formato de sobre ISO DL tiene unas dimensiones de 220 x 110 milímetros.

  2. Fer dijo:

    Interesante artículo y comentario.

  3. José María dijo:

    Creo que la “moraleja” del último párrafo es lo más especioso* de esta entrada. Los VRs y sus equipos fontaneriles parecen emplear gran parte de su tiempo en generar en oleadas documentos muy parecidos de lectura farragosa e interpretación múltiple todo ello causa de pérdida de dedicación de investigadores y docentes (esas tareas prescindibles) a la tarea para la que hicimos oposiciones (por vía oral y escrita) los senior y presentaron mudos sus papeles los junior.
    En plan más trivial, DIN son las siglas del Deutsches Institut für Norming, como bien dices (y traduces). De mis años en Alemania yo aprendí, sin embargo, que significaba “das ist normal”,
    vox populi, seguramente.
    Ah, el * es la traducción (?) que he encontrado para el término inglés spicy que, en realidad, se debe traducir en español por picante strictu senso o figurado (el caso de Mrs. Beckham y sus compañeras) . Lo digo como ejemplo de un “falso amigo”, en lo que tanto caen los malos comunicadores de la Prensa (que bien fustigas), pero también los de nuestra Alma Mater.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s