El periodismo “on line”

Es indudable que la aplicación de las denominadas nuevas tecnologías en diversos campos ha supuesto numerosos avances, permitiendo acciones con mayor comodidad y, sobre todo, una prontitud en poner la información a disposición de los potenciales informados. Casi me atrevo a afirmar que mucha gente, hoy en día, lee más las versiones digitales de los periódicos que las versiones impresas, aunque éstas tienen su “aquél” y aquéllas la prontitud y rapidez.

Pero esta información a través de la red también sirve para disfrazar los errores. Les voy a contar. Si un periódico recoge en su versión impresa una noticia falsa, un titular equivocado, lo que sea, eso queda ahí y todo el mundo puede seguir viéndolo. Pero ¿y si es un periódico en su versión digital el que se equivoca? Lo corrige y ya está.

Pero lo curioso (y creo que dice muy poco respecto a la profesionalidad de ciertos periodistas) es la falta de reconocimiento del error. Por ejemplo: publican una noticia, cuyo titular es engañoso, o cuyo contenido está equivocado; usted les manda un “comentario” haciéndoselo saber y ¡zas! su comentario NO aparece publicado, pero el titular o el contenido son cambiados, a tenor de lo que usted ha remitido como comentario y ni referencia al titular anterior, ni disculpa a los lectores por el error cometido, ni agradecimiento, aunque sea “genérico” o “ciego”, a usted por haberles hecho ver el error.

Y se lo digo porque me ha ocurrido en varias ocasiones. La última fue ayer o anteayer. Al referirse a la posible reducción a 180 del numerus clausus para la Facultad de Medicina en el próximo curso, un periódico local ponía algo así como “La Facultad de Medicina se enfrenta a 180 nuevos alumnos el curso próximo”. Yo mandé un ingenuo comentario en el que preguntaba “¿se enfrenta? ¿es que acaso son sus enemigos?”. Pues bien: cambio de titular, mantenimiento de la noticia y si te he visto no me acuerdo. Parece que eso de “lo siento, me he equivocado” sólo les gusta cuando es otro quien lo dice.

Habrá que acostumbrarse. A fin de cuentas, si personajes con mayor relevancia pública que estos periodistas no reconocen nunca sus errores, ¿habrá que esperar que ellos lo hagan? En definitiva, mimetizan lo que ven que hacen otros a los que les va muy bien, pues cuanto peor lo hacen, más votos reciben. Pues ¡ea, ancha es Castilla!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nuestros periódicos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El periodismo “on line”

  1. José María dijo:

    Para resolver rápidamente dudas lingüísticas es MUY recomendable suscribirse y/o leer , el consultorio de la “Fundación del español urgente” que tiene, además, una base de datos enorme (y, por cierto, sobre “on line” recomiendan que se use “en línea” o, si no, si se conserva el inglés, entrecomillar la palabra o expresión, como tú haces).
    Por cierto que esta recomendación sería aplicable también a la unidad/sección/servicio/gabinete de comunicación de nuestra ancestral Alma Mater, espejo de la lengua española.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s