Nunca es tarde … si se reacciona

¡Atención! Nuestro Rector ha hecho unas declaraciones, según recoge algún medio informativo (espero que no haya sacado de contexto las declaraciones o algunos párrafos de las mismas; no es que dude del medio, sino de que en aras a la concisión informativa se haya quedado otras cosas en el tintero, mutilando la noticia), denunciando que “falta de coordinación en Europa a la hora de aplicar el plan Bolonia“. Y abunda: “El modelo se ha adaptado a conveniencia y no coinciden ni planes de estudio ni duración respecto a lo apuntado en la declaración inicial”. Y sigue con más declaraciones. Y los otros Rectores de nuestra comunidad, pues más de lo mismo:

-evitar que exista “desánimo” entre el alumnado y el profesorado, en un escenario donde el contexto económico está “impidiendo” que Bolonia cuente “con un mínimo (sic) calidad educativa” (Rector de Valladolid).

-la adaptación al Espacio Europeo “está fracasando” … “Se habla mucho de conseguir objetivos de movilidad y empleabilidad pero se dejan de lado otros aspectos importantes” (Rector de León).

Salvo el de Burgos, más optimista con Bolonia: lanzó un mensaje de optimismo al destacar que la aplicación de Bolonia está consiguiendo que los alumnos “trabajen a diario y sean profesionales del estudio”. En este sentido, ha defendido que la “resistencia y la dificultad” para superar el hábito de estudiar de forma puntual para un examen “se van venciendo con el tiempo” y valoró positivamente que “la evaluación continua permita que no se dé tanto valor al examen final” como al trabajo continuo.

Si ustedes han leído algunos capítulos anteriores en este blog, ya sabrán que no coincido en lo más mínimo con lo que ese último señor dice: “trabajar a diario”. Al inicio de la clase suelo preguntar a un alumno elegido al azar sobre lo explicado el día anterior; habitualmente (9 veces de cada 10) responde con un sonoro silencio. “Profesionales del estudio”. No habré estudiado bastante, o seré un aficionado del estudio, pero no entiendo el sentido de esta frase. Mi experiencia me dice que lo que prima es el estudio “puntual” para el examen final y se le da poca importancia, por parte del alumno al trabajo y estudio diario,

Bueno, 3 a 1, un uno en la quiniela. Y ahora ¿qué? una vez reconocido el error, ¿tratamos de enmendarlo, o seguimos aborregados a lo que nos manden? ¿Dimitirá algunos de los talibán que nos vendían Bolonia como la panacea para nuestro futuro para los próximos mil años? ¿Volveremos al sistema pre-Bolonia? Les recuerdo que ya nuestro Vicerrector de Economía reconoció hace muchas semanas que aplicar Bolonia en las actuales condiciones de crisis económica es muy difícil. ¿Entonces? Pues yo no he visto a ninguna de nuestras autoridades académicas el más mínimo gesto para remediar este más que previsible fracaso. Ahí siguen, mandándonos fichitas que rellenar absurdamente (tú puedes poner el absurdo más grande en las fichas, que da lo mismo, lo importante es que estén cumplimentadas), erre que erre con los grupos grandes, reducidos, superrreducidos y mínimos, reuniones de coordinación verticales, transversales, inclinadas y espirales, coordinadores de lo incoordinable, etc.

Vale, ya lo han dicho, ahora a ponerse a trabajar, como dijo en cierta ocasión el señor del castillo tras presidir un acto público de presentación de unas jornadas sobre un tema de gran interés para esta ciudad (a ver si esto lo entienden mis lectores).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Universidad, La Universidad-Bolonia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s