Las tres Marías

Habrá que “desambiguar” el título, pues son varias cosas las que se conocen por este nombre. Para los más místicos, corresponde a tres Marías de la Biblia: la madre de Jesús, María Magdalena y María de Betania (una de las hermanas de Lázaro, la otra Marta, ya saben, Marta y María, como Pin y Pon, David y Goliath, Tintín y Milú, Ramón y Cajal o Hernández y Fernández). Para otros se refiere a tres estrellas que constituyen el también llamado cinturón de Orión; también se refiere a una planta y a una serie de lugares.

Uno de los significados más ampliamente utilizados, aunque para los menores de 40 años no tiene quizá significado alguno, es el que se refiere a tres asignaturas obligatorias que se cursaban en el Bachillerato y que persistían en algunos cursos de universidad:  Religión, Política y Gimnasia, aunque solían tener nombres menos o más comprometidos, como Formación Religiosa, Formación Política o Formación del Espíritu Nacional y Educación Física, respectivamente.

La particularidad de estas asignaturas es que se solían aprobar con la gorra, más o menos; en mi caso recuerdo que para aprobar la Gimnasia era suficiente asistir a unas 2o o 30 clases en un gimnasio; aunque si uno estaba realizando las Milicias Universitarias entonces tenía aprobada la Gimnasia directamente. Por tanto, para la gente de mi generación (y diez años arriba y abajo) las tres Marías significa aquéllo que se consigue sin esfuerzo, pues no costaba aprobarlas, o bien te las aprobaban sin ningún tipo de requisito o examen (así fue con la Política y la Religión en la universidad, creo que de Política tuvimos tres clases en tres años y de Religión ninguna en cuatro).

Se supone que en el sistema actual no hay Marías, aunque la dificultad o facilidad para aprobar una asignatura depende de varios factores; el principal estudiar, por supuesto, pero también depende de otros factores. Ahora, con el imperativo legal de aprobar a más del 50 % para evitar que cierren la titulación, supongo que la mayoría de las asignaturas se convertirán en Marías, como, realmente, ya ocurre con alguna que otra. Pero con una gran diferencia: en su momento, las notas obtenidas en Política, Religión y Gimnasia no contabilizaban para el cómputo de la nota media del expediente. Con las Marías actuales tendrán que contabilizar, pues de lo contrario, ¿que nota media podríamos calcular, si todas las asignaturas han de tender, al menos, a ser Marías?

Y más cosas: ¿qué alumno irá a protestar una calificación, si todos aprueban? ¿qué calificación obtendrá ese profesor en las evaluaciones de los alumnos? La gran ventaja para el profesorado (aparte de tener que corregir menos exámenes o incluso ninguno, en las convocatorias extraordinarias) es que no tendrá que justificar una baja calificación a un alumno exhibiendo sus conocimientos; así, si no los tiene, nadie lo  notará.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Universidad, La Universidad-Bolonia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s