El “autorregateo”

De nuevo un neologismo que no creo que prospere como palabra y merezca ser indexado en el DRAE, pero trataré de explicarlo.

Regatear ya saben ustedes lo que es: o participar en regatas náuticas, o  en el balompié hacer una finta para que el jugador del equipo contrario no te arrebate el balón, o bien debatir el precio (habitualmente a la baja) de un producto. El autorregateo no es el autopase, una de las sublimes contribuciones de los comentaristas balompédicos a nuestro idioma; es otra cosa. Una cosa es el regate y otra el regateo.

También dicen que en algunas culturas la compraventa sin regateo está mal vista. Yo recuerdo cuando visité Jerusalén hacia ya algunos años que el precio que pagué poco antes de volver por un par de pendientes (baratijas) idénticos a los que había comprado al poco de llegar era algo así como la quinta o la sexta parte; consecuencia del aprendizaje de regateo que alcancé. Habitualmente para el regateo se necesita un comprador y un vendedor. Para el autorregateo sólo se necesita un listillo.

Me han contado que hace muchos años un constructor (o promotor) quería construir algunos bloques de viviendas en una zona que el PGOU o lo que fuese no lo permitía; no había concejal que se lo aceptase. ¿Qué hizo? Presentar una propuesta con varios edificios en una zona correcta, otros en la zona en la que le habían denegado anteriormente el permiso y un par de bloques en el cauce de una torrentera. Naturalmente, al examinarlo los técnicos, se echaron las manos a la cabeza y le dijeron que el edificio de la torrentera ni hablar, que eso era inadmisible y que en absoluto podía construirlo. “¿Y los otros?” “No hay problema”, fue la respuesta. Ya lo ven, habia engañado, había regateado a los técnicos municipales, pero siendo él mismo el que presentaba una oferta a la baja, al saber que una parte de la propuesta era inviable. Los técnicos, de todos modos, se quedaron muy satisfechos (se autofelicitaron, como les gusta decir a algunos, pero yo no lo entiendo, pues si a alguien lo felicitas dándole un beso en la mejilla ¿cómo te autofelicitas? pues darse un beso en la propia mejilla es tan difícil como dárselo en el codo o en el hombro, de uno mismo se entiende).

Pues ahí los tienen. A los más listos de este país se les ocurre que la sanción por saltarse un semáforo será de 60.000 €. Todo el mundo dice que no, que imposible, que inadmisible. Y entonces los listos, magnánimos ellos, por supuesto, dicen “Vaaaale, en vez de 60.000 € que sean 30.000 €”. ¡Qué éxito tú! ¡Victoria histórica! ¡Hemos conseguido rebajar esa sanción a la mitad! Pero, señores, es que la mitad de mucho sigue siendo mucho. Pero nada, todos tan contentos, los listos porque han conseguido imponer un criterio sancionador que les permitirá seguir contratando asesores y los de a pie encantados porque los listos “han dado su brazo a torcer”.

Y una vez aprendido el mecanismo, pues lo siguien aplicando, con estos tontos nadie nos ganan a listos. Ahora, tras que el ministro del ramo jure tres veces (como S. Pedro) que el recibo de la luz no va a subir, pues deciden subirlo un 11.5% (y el ministro no dimite, of course). Salen entonces los otros diciendo “¡Esto no es posible, esto es un atraco!” Y entonces los listos, con ese tono benefactor y paternalista, dicen “Bueeeno, vaaaale, no lo vamos a subir un 11.5%, lo subiremos menos”. Y de nuevo todos tan contentos. Lo subirán un 8 % (por decir algo, no tengo ni idea de cuánto será al final en la fecha en que esto escribo); seguirá siendo una barbaridad, pero nos quedaremos todos tan contentos y satisfechos de nuestro éxito. Y los listos descoj…dose, claro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s