El síndrome del carrill izquierdo

Parece que a los conductores (no sé si sólo a los españoles) nos gusta más conducir por el carril izquierdo que por el derecho de la calzada. Me refiero a carreteras con dos carriles, al menos, en cada sentido. Así nos lo han dicho desde la Dirección General de Tráfico, lo han denominado “síndrome” y el CSIC lo está investigando (no confundir CSI con CSIC, por favor). Hay varias páginas y videos en Internet al respecto.

Hace unos días he realizado un viaje de unos 1000 km, un viaje “lineal”, es decir, desde mi lugar habitual de residencia a otro sitio y volver, no ha sido un viaje “circular”. Por tanto, he viajado por la misma carretera, pero en los dos sentidos. Un total de cinco provincias en tres comunidades autónomas distintas. Y en ambos sentidos he podido comprobar que la práctica totalidad (no les exagero, pero seguro que más del 95 %) de los baches, parches, aperturas en el firme, zurcidos, recosidos, etc., se encuentran en el carril derecho. En el izquierdo casi nada y cuando hay algún parche o reparación en el izquierdo lo es en todo el ancho de la calzada, afectando a ambos carriles. Y tanto en una dirección como en la otra.

¿Por qué? No lo sé, pero supongo (“me supongo”, como dicen muchos políticos) que el CSIC tomará en consideracion este dato experimental que ellos mismos pueden comprobar.

No sé si eso es consecuencia de un mayor uso previo del carril derecho, aunque esto no debe llevar al tipo de deterioro observado, o se debe a problemas del terreno subyacente debajo del firme, aunque no parece muy lógico que afecta casi exclusivamente al carril derecho, o se debe a un mayor número de pequeños baches u hondonadas formados durante su construcción en el carril derecho, que permite la acumulación de agua de lluvia y el deterioro del asfalto, o qué; sinceramente, no sé cual puede ser la razón.

Pero quizá, sólo quizá, este hecho es el que justifique el síndrome del carril izquierdo: si tú circulas por el derecho sobre esa cantidad de baches, parches y rajas, rebordes, cosidos y zurcidos en la carretera, el desgaste de neumáticos y el peligro de accidente aumentan considerablemente. ¿Opción? Transitar por el carril izquierdo. ¿Que no es una solución, además de estar sancionado (creo)? Por supuesto ¿Cuál es, entonces, la solución? M-A-N-T-E-N-I-M-I-E-N-T-O de la calzada y análisis riguroso de su construcción. Na pasar la carretera por donde queremos (para premiar a algún amiguete indemnizándolo por expropiarle un terreno baldío), sino escogiendo adecuadamente el trazado y reforzando el firme y el espacio subyacente, si así se requiere. Es bien conocido el problema con arcillas hinchables en algunas carreteras, ¿no?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El síndrome del carrill izquierdo

  1. David Diez dijo:

    Ejemplo autovia Benavente-León en ambos sentidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s