La tarjeta de visita

Saben qué es, ¿no? Un trozo de cartulina en el que se recogen algunos datos personales (nombre, dirección, teléfono, profesión) de su titular. El tamaño es como el de una tarjeta de crédito (curioso que utilice esta comparación, como cuando para indicar la extensión de una zona se hace con respecto al número de campos de fútbol que cabrían dentro, aunque poca gente sabe el tamaño de un campo de fútbol, que, además, varía de uno  otro); el color variable, aunque predomina el blanco y el vainilla (quizá las haya de color rosa palo también). Era bastante corriente utilizarlas para felicitar las Navidades, antes del boom de los crismas, o para comunicar otras felicitaciones o pésames.

En principio las hay de dos tipos: en primer lugar la personal, que incluye el nombre y apellidos, habitualmente en el centro, junto con la dirección postal y el teléfono en los ángulos inferiores; otras son las profesionales, en las que se indican la profesión del titular (si es liberal, la profesión, digo) o los datos de la empresa (nombre, dirección, teléfono, logotipo) para la que trabaja. Obviamente, hoy en día se incluye también la dirección de correo electrónico y, si la hay, la página web correspondiente.

Pocas sorpresas … inicialmente. He conocido japoneses cuyas tarjetas de vista recogen sus datos, pero con caracteres latinos en una cara y con grafía japonesa en la otra cara. Lo mismo para naturales de países en los que se utiliza el alfabeto cirílico o el árabe.

Lo que no había visto nunca es que una persona indicase por una cara sus datos personales y por la otra cara los datos de su empresa. Esto debe crear bastantes problemas, pues cuando te la da, no sabes si te la está dando la persona o el empleado; lo que resulte de esa entrega (un contacto, un contrato, una compra-venta), ¿con quién se establece, con la persona humana o con la empresa para la que trabaja? No creo que sea una simple cuestión de economía. Pero, ya digo: imaginemos que usted va a un congreso y allí conoce a un asistente al mismo, que le da su tarjeta y en ella aparecen lo que les digo, ambas caras con datos, por un lado los de esa persona, por otro los de su empresa. ¿Le está dando sus datos par invitarlo a su casa (particular) para la celebración del Día de Acción de Gracias (por ejemplo) o le está dando sus datos profesionales por si requiere usted sus servicios? ¿Está quizá esa persona aprovechando la marca de su empresa para establecer contacto con usted, pero al mismo tiempo, le da los datos personales para que el negocio lo establezca usted con él personalmente, al margen de su empresa? (¿Es esto a lo que se refieren cuando hablan de la puerta giratoria?).

Como ven, la cosa no es sencilla (al menos para mí).

También es posible que la persona simultanee su trabajo en varias empresas, o participe en diversos grupos, lobbies, etc. No quedaría estético que listase todos esos grupos, lobbies, comisiones, etc. a los que pertenece. ¿Cómo lo resuelve entonces? ¿Utilizando tarjetas poliédricas y escribiendo los datos de cada una de sus profesiones a tiempo parcial en cada una de las caras? Porque gente hay que necesitaría un octaedro, por lo menos.

Afortunadamente para ellos son los tiempos que corren. Pues en Internet, el denominado pie de firma en los mensajes de correo electrónico suele recoger toda esa información. Y ahí puede usted poner sus datos particulares (para que se presenten los demás en su casa a comer pavo el Día de Acción de Gracias), de su empresa (para que así el tronío de ésta le sirva para hacer pingües negocios) y de todos sus cargos (para epatar, o al menos intentarlo, al receptor del mensaje).

¿Ah! ¡Qué haríamos sin la técnica! Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco, La Universidad, La Universidad-General y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s