Salamanca sans mer

Es evidente; Salamanca no está a orillas del mar o sobre el mar. Eso es cierto hoy, en el Cuaternario en lenguaje geológico, aunque estos señores (los geólogos) nos aseguran (así lo ha hecho una amiga mía, pues yo de Geología cero absoluto, como ella también dice; gracias), basándose en hallazgos que así parecen demostrarlo, que hace unos 250 millones de años (millón arriba o abajo), en el Paleozoico que ellos denominan, estas tierras estaban cubiertas por un océano.

Quizá algún gen atávico de nuestras autoridades ha despertado reciente y súbitamente y les ha impulsado a desear que, de nuevo, las tierras charras formen parte de la costa; bien es sabido que en un país cuya economía se basa casi exclusivamente en una actividad del sector terciario, las zonas más beneficiadas son las de la costa, al acoger cada año a millones y millones de visitantes, frente a un número marcadamente más reducido de visitantes en el interior, en lo que se denomina habitualmente turismo rural o turismo cultural.

laRua2Por eso, nuestras autoridades han decidido dar los primeros pasos para conseguirlo. ¿Cuáles? muy sencillo: amueblar la ciudad como si ésta fuese Benidorm, Torremolinos o Salou. Por de pronto ya tenemos las calles no peatonalizadas (ésta fue sólo la excusa para congraciarse con la gente de buen rollo), sino terrazadas, como pueden comprobar en la fotografía adjunta. Podrán ver dos bloques de viviendas a ambos lados de una calle, pero ésta no la ven, ¿verdad?, sólo una fila interminable de sillas, mesas y sombrillas, para mayor beneficio de la miríada de restaurantes, cafeterías, tascas y mesones (y, por supueto, las arcas municipales a través de la recaudación de tasas por dichas terrazas) existentes en la ciudad. Al final de la calle se intuye la torre de la Catedral Nueva y delante de ella la inefable grúa (¿vuelve el ladrillo?).

Como podrán comprobar, la vista es preciosa; ya escribí aquí mismo sobre la incomodidad que tal densidad de terrazas supone para el viandante (tanto local como visitante). Si ustedes se atreven a pasear, podrán gozar de dicha incomodidad, los olores superpuestos de calamares fritos, carne asada y demás, la gran cantidad de tiendas de souvenirs (ranas, camisetas, llaveros y poco más), algún ciclista montado en su vehículo y los tropiezos con otros caminantes, carritos de niños, etc. Si hay algún espacio libre, lo ocupa un saltimbanqui.

clavelHay otros sitios en donde el paso de los peatones debe hacerse tras casi pedir permiso a los usuarios de las terrazas.

Me permito sugerir a las autoridades correspondientes que para conseguir un ambiente más playero, completen el escenario con grandes ventiladores que repartan esencias marinas y olor a pescado podrido; altavoces estratégicamente situados con ruidos de resaca marinera y, por supuesto, unos cuantos puestos de top manta, y prohibir el paseo con atuendos de tamaño reducido, que  tampoco hay que faltar al decoro. Por de pronto, algunos policías locales ya están vestidos en el mejor estilo Poulidor sobre sus bicicletas (¿la llevarán de la mano en los pasos de peatones, o irán montados sobre ellas como la mayoría de los usuarios urbanos de la bicicleta?).

Y confío en que por ninguna de estas calles deba pasar algún vehículo de urgencia, como una ambulancia, uno del parque de bomberos o algún político en su coche oficial.

P.S. Cuando escribí esto no quise flagelarme más, pero es indudable que la denominada Feria de Día le ha añadido más colorido, sabor, olor e incomodidades a lo aquí expuesto.

Mañana más.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s