Versiones

Hoy en dia son muchos los españoles que tienen más que aceptables conocimientos de inglés (salvo los presidentes del Gobierno, “it is very difficult todo esto”), pero hace 40 o 50 años la realidad era bien distinta. Era el momento, inicios y mediados de los 60, en que poco a poco se cambiaba de la copla recia y la música italiana (festival de San Remo), así como de la sugerente música francesa, a la música de origen anglosajón (Elvis Presley y The Beatles, entre otros). No sé si con objeto de evitar el “du du a”, pero surgieron varios conjuntos musicales (hoy les llamarían “grupos”) que, junto a una escasa o nula producción propia, mayoritariamente cantaban versiones en castellano de éxitos en otra lengua. Habitualmente se respetaba la traducción más o menos literal, aunque con las licencias necesarias para conseguir la rima. Repasen, repasen ustedes canciones de The Beatles y de Los Mustang y verán como muy aproximadamente así es.

Sin embargo, en algunas ocasiones la versión en castellano resultaba muy distinta de la original en inglés. Y no sé por qué. Concretamente, la canción “San Francisco“, casi un himno del movimiento hippie, popularizada por Scott McKenzie en 1967, comenzaba así:

If you’re going to San Francisco
Be sure to wear some flowers in your hair
If you’re going to San Francisco
You’re gonna meet some gentle people there
For those who come to San Francisco
Summertime will be a love-in there
In the streets of San Francisco
Gentle people with flowers in their hair

(no la traduzco porque seguro que usted, querido lector, es de esos miles de españoles que tiene conocimientos de inglés suficientes para ello; lo siento si es usted presidente de gobierno o alcaldesa de una gran ciudad).

Pues bien, la versión en castellano de Los Mustang decía:

Aqui estoy, en San Francisco,
quiero evocar, aquel inmenso amor.
Ya no estás en San Francisco,
y la ciudad, no es más que soledad.
Vagando voy, por San Francisco,
sin saber, que hacer ni a donde ir.
Aqui estoy, en San Francisco,
sin tu amor, que nunca olvidaré.

Efectivamente, se parecen como un huevo a una castaña. Pero la pregunta es ¿por qué? No creo que hubiese sido muy difícil rimar la traducción de la versión original (probablemente hasta un niño de cuatro años podría hacerlo), por lo que me inclino, quizá, sólo quizá, por otra razón: ¿la censura sobre el movimiento hippie?

Ea, eso es todo por hoy.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s