t=0

Aunque llevo treinta años sin hacerlo, hubo una época en la que yo fumaba; comencé con los Celtas Cortos de 4.5 pts. el paquete (quizá algunos de ustedes los recuerden). Había una marca inglesa de tabaco rubio con filtro, paquete duro dorado, de nombre Benson & Hedges. En el paquete, junto al nombre, aparecía el dibujo de un recargado escudo de armas con el texto “Established 1873. Old Bond Street, London”. Es decir, que la empresa comenzó a funcionar hace algo menos de un siglo y medio y así, con orgullo, lo ponía en sus cajetillas (hoy me imagino que ponen calaveras, fotografías de cánceres pulmonares y similares).

El logo del ron Brugal  incluye la leyenda “DESDE 1888”.

Parecería que las empresas se anuncian con un cierto sello de antigüedad o solera, lo cual vendría a significar, probablemente, que si tantos años han sobrevivido, es porque no deben estar haciéndolo demasiado mal.

Y las empresas o instituciones creadas más recientemente, ¿lo ponen? Pues sí; por ejemplo, el asador Riegu, de Llanes, se anuncia también “desde 1984”. Existe un compañía de limpieza en Brasil que se anuncia “desde 1990”.

Ahora me estoy bebiendo una sidra de marca Bulmers, en cuya etiqueta y grabado en la botella pone “ESTD 1887”, pues en ese año se fundó la compañía.

Ejemplos pueden encontrar ustedes muchos más, simplemente navegando (DRAE, quinta acepción) un ratito por Internet.

Pero, ¿debemos fiar la bondad de una empresa a su antigüedad exclusivamente? O, en otras palabras, el ron Brugal, como ron y como empresa, ¿es más de fiar que el asador Riegu, como asador y como empresa? Ya sé, ya sé, que es difícil la comparación (no voy a hablar de peras y manzanas, ni de vasos y platos, como hacen nuestros políticos), si no imposible, pero espero que me entiendan.

¿Es más fiable, exclusivamente por su antigüedad, una institución multicentenaria que una que lleve escasamente algo menos de cincuenta años? Creo que no, en absoluto.

Por eso, no debemos despreciar a las empresas e instituciones “jóvenes” exclusivamente por razón de su juventud (a veces lozanía también). Si funcionan bien, hacen su trabajo y cumplen sus objetivos, no son más despreciables o desdeñables que otras que no  alcanzan esos objetivos, a pesar de su antigüedad. Confiemos en que esas empresas e instituciones jóvenes alcancen niveles añosos para que las diferencias actuales se diluyan en la vejez de todas. Siempre hay un punto inicial, siempre hay un tiempo igual a cero.

Nota: Mi querido lector malpensado, muy malpensado: no voy por ahí por donde usted imagina. En absoluto (esta vez, al menos).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a t=0

  1. José Mª dijo:

    Me too haha. And you are completely right of course. Survive is not enough (James Bond?). But what about the IX Centennial ?

  2. jlpp dijo:

    Pues yo creo que sí vas por ahí. Jajajajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s