A vueltas con los “sospechosos habituales”

Retrotráiganse a una “entrada” en este blog titulada Detengan a los sospechosos habituales, publicada en Marzo del año 2012. Quizá recuerden que aludía en ella a la culpabilización (¿satanización?)  de los funcionarios de todos los males que en aquel momento aquejaban a la economía del país, que trajo como consecuencia la congelación y disminución de sueldos, retirada de pagas extraordinarias, disminución de los días de permiso de libre disposición (para quienes los tuvieren; no es el caso, por ejemplo, del profesorado universitario, entre otros colectivos de funcionarios), etc.

Pero, ¡oh!, parece que ahora el país está nadando en la abundancia, no hay parados (“sólo” 4.1 millones de personas al finalizar el pasado mes de Octubre) , no hay desahucios, el empleo indefinido se ha disparado hacia arriba, … En otras palabras: se ha producido el milagro.

Entonces parece llegado el momento de indultar a los funcionarios: resulta (así lo han dicho algunos miembros del Gobierno) que son todos muy trabajadores, han sufrido sobre sus espaldas el máximo peso de la recesión y ha llegado el momento (¿ahora?) de reconocérselo y, magnánimamente, pues vamos a darles la paga extra (que ellos mismos nos retiraron), vamos a devolverles los días de permiso de libre disposición (que ellos mismos les retiraron), … en fin, y esto se les olvida decirlo, con lo que les gusta una pantalla de plasma, que no están regalando nada, sino simplemente devolviendo aquéllo que ellos mismos retiraron.

Bueno, tampoco vamos a mirarle el diente al caballo devuelto, pero … ¿serán sinceras estas razones? ¿De verdad reconocen que se ensañaron con los funcionarios? ¿De verdad la economía está tan bien? Yo, personalmente, no me lo creo, todo está dicho “con la boca chica”, no hay la menor duda.

Y, dado que todos los lectores de este blog son unos malpensados, coincidirán conmigo en que quizá, sólo quizá, esta serie de halagos a los funcionarios no es ni más ni menos que sembrar para recoger votos el próximo 20 de Diciembre.

¿Tan poca memoria vamos a tener?

Porque no hay que olvidar que la economía no ha mejorado tanto como nos dicen, ni el empleo ha mejorado tanto como n0s quieren hacer creer, a pesar de las intervenciones divinas y el gobierno que resulte de esas elecciones, desgraciada y probablemente, tendrá que recortar por algún sitio. ¿Seremos de nuevo los funcionarios? Ya lo veremos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s