El corcho blanco

Me imagino que les suena, ¿no? es uno de los nombres dados en España (otro es poliespán) al poliestireno expandido, un polímero muy utilizado en el sector del embalaje. Lo que se muestra a continuación es el monómero del mismo.

poliestireno

Seguro que lo han visto y tocado en alguna ocasión. Es resistente a los golpes, rígido, terso (al presionar con un dedo no se hunde), pero su densidad es tremendamente baja (10-35 g/litro); es también un buen aislante térmico. Habitualmente tiene un acabado suave. Aunque se comercializa en forma de láminas de un determinado espesor, también se puede conformar “a medida”, en función de las particularidades morfológicas de la pieza a proteger en el embalaje.

Tiene una limitación y es su sensibilidad a la luz ultravioleta, que lo torna amarillento y fácilmente erosionable; por eso, en caso de ser utilizado bajo luz ultravioleta debe protegerse de dicha radiación.

Como digo, presenta muchas ventajas, que lo hacen útil para otros fines, aparte de para proteger mercancías frágiles durante el transporte. No hay que olvidar que su baja densidad y rigidez hace que sea muy fácil separarlo de otros objetos sin gran esfuerzo y sin que se desmorone fácilmente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todo un poco y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El corcho blanco

  1. Josemaria dijo:

    ¿Olvidando el desastre ecológico que causan sus irresponsables mini y microrresiduos abandonados en cualquier parte?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s