¿Qué es caro?

Es obvio que no se debe derrochar (salvo en los fuegos artificiales), tanto en periodos de crisis como en periodos de bonanza (recuerden la historia de José, el Faraón y las vacas gordas y las vacas flacas). Lo que tampoco se debe es sacrificar la calidad a la economía (ya saben aquéllo de lo barato sale caro). El problema, evidentemente, está en encontrar el equilibrio justo entre precio y calidad.

En los últimos años, en la universidad se han tomado diversas acciones para sortear los problemas económicos surgidos como consecuencia de la crisis (aunque lo más probable es que dichas acciones se mantengan incluso si la crisis es algún día superada). Quiero comentar solamente dos.

  1. Elección de cargos unipersonales. Dado que un proceso electoral es largo y requiere inversión (económica directa y tiempo), se ha decidido que cuando haya un solo candidato, con que obtenga un voto en la primera vuelta (en la que, originalmente, había que obtener mayoría absoluta para ser elegido), no es necesario recurrir a una segunda vuelta. El argumento es que, como en la segunda vuelta se requiere sólo mayoría simple, resulta obvio que resultará elegido, aunque sea con un solo voto (el suyo). Pero eso significa que si hay un solo candidato, por muy malo y falto de idoneidad para el cargo que tenga, resultará elegido (otra cuestión es por qué hay un solo candidato, pero ahí entraríamos en otro mundo). Incluso podría ser nombrado ya para el puesto el día siguiente de aprobarse la lista definitiva de candidatos si sólo hay uno y de esa manera hasta nos evitaríamos el propio proceso de votación (aunque casos se han dado en que un candidato no ha votado siquiera).

Discrepo totalmente. Si hay un candidato debe someterse a las mismas reglas  que cuando hay más de uno y si sale elegido, aunque sea por mayoría simple, con un número muy reducido de los votos válidos emitidos (¿20%? ¿25%? se puede discutir), quizá habría que entender que “no es querido” por sus próximos vasallos y quizá podría darse el caso de que el propio candidato renunciase (de risa, ¿verdad?).

2. “Oposiciones” (ahora llamadas “concursos”) a profesor universitario. El sistema actual permite, ya lo he comentado aquí, que el único candidato que opte a una plaza (pues lo habitual es un solo candidato por plaza) haya participado activamente en la propuesta de nombramiento de los candidatos del “tribunal” (ahora llamado “comisión”). Hubo un tiempo en que se celebraban oposiciones y concursos en los que los candidatos tenían que demostrar su valía ante un tribunal nombrado por el Ministerio para varias plazas de diversas universidades simultáneamente, lo que no permitía injerencias de éstas (o de sus miembros-candidatos) en la propuesta de nombramiento. Se eliminó porque “era caro”.

Y, como dice un amigo mío: ¿no es mucho más caro meter de por vida a un mal profesor en una universidad? Y no, no lo decía sólo por razones económicas,sinopor el despilfarro de todo tipo que supone a una persona mal-enseñando durante varios años.

Porque si las razones económicas son las únicas que deben primar, tendremos que comenzar a cerrar titulaciones y puede que universidades enteras, por ejemplo, ¿no?

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Universidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Qué es caro?

  1. clavileño dijo:

    ¿que un único candidato a cargo unipersonal renuncie? esa hipótesis es errónea me temo. al menos creo que no ha sucedido nunca.
    y luego ya viene la justificación: es que no hay un candidato mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s