Reglas de selección

Un club suele (o debería) mantener unos criterios homogéneos para la selección de sus miembros. De acuerdo con el Diccionario Panhispánico de Dudas:

club. Voz tomada del inglés club, ‘sociedad fundada por un grupo de personas con intereses comunes’ y ‘lugar donde se reúnen los miembros de estas sociedades. Se introdujo a comienzos del siglo XIX y es anglicismo asentado. ’…

Hay otras agrupaciones que, aunque formalmente no constituyen un club, sí que se pueden considerar como tales. Por ejemplo, no creo que resulte muy descabellado considerar, con un espíritu amplio, que los doctores honoris causa de una universidad constituyen en cierto modo un club. Los motivos para su elección suelen ser homogéneos a lo largo del tiempo, aunque siempre hay situaciones políticas o de favores personales que pervierten esa elección.

Pero, aparte de esas situaciones excepcionales, ¿de verdad se mantienen unos criterios homogéneos para elegir a los miembros que van a formar parte de esos clubes? Creo que pueden ustedes tomar uno de estos clubes en el sentido que aquí les propongo, ver quiénes son sus miembros y decidir si ha habido o no razones y criterios homogéneos para su elección (no me refiero exclusivamente a los doctores honoris causa, puedo estar refiriéndome a otros clubes también del ámbito académico).

Seguro que llegan a la conclusión de que no. Si usted conoce medianamente a las personas que forman parte de dicho club, seguro que tuerce el gesto al ver en esa lista algunos nombres: “´si, éste sí, …, éste, bueno, quizá, pero …,¡no, éste decididamente no!, …éste por supuesto …” y así hasta llegar al final.

Entonces, si a usted le invitan a formar parte de ese club, ¿por qué lo hacen? ¿con quién lo quieren juntar? ¿con quién lo están comparando? ¿a quién tendrá usted que aguantar si en algún momento se reúnen los socios de este club? ¿tendrá usted que darle palique?¿ jugar con ellos al dominó? ¿a las cartas? ¿al billar? Un poco fuerte, ¿no?

A pesar de mi natural pensat i fet, cada vez miro con más detalle las invitaciones de toda índole que me remiten y habitualmente declino la invitación. Como bien dice el refrán, más vale solo que mal acompañado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Universidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Reglas de selección

  1. clavileño dijo:

    por eso se negará usted a ingresar en el club de decanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s